Feeds:
Entradas
Comentarios

Bienvenido viajero

Bienvenido viajero,

Descansa, pon los pies en alto, el fuego está encendido. Párate aquí en mi taberna al lado del Tiempo y escucha. Escucha el rugir de las olas de las historias, abre bien los ojos a los tesoros escondidos, a los secretos ocultos y perdidos en el devenir del Tiempo. He viajado a través del Tiempo y el Espacio porque yo soy Ariadna, deja que mi Hilo te guíe y no lo sueltes porque podrías no encontrar el camino de regreso…

History-soap-ancient-mesopotamia-2800-bc_2

Si algo puedo afirmar después de haber atravesado las arenas del Tiempo, después de haber observado a la Humanidad en miles de situaciones, después de haber escuchado millones de cuentos, es que nada nos separa de aquellos que nos precedieron hace 100, 500 o 4000 años. Desde que el Hombre es Hombre, le han movido las mismas pasiones y las mismas miserias y no solo la vida de los poderosos de hoy,  parece calcada a la vida de los que los precedieron antes, sino que la cotidianidad de las personas pequeñas, aquellas que granito a granito construimos la verdadera Historia de este mundo, apenas se diferencia de la de aquellos que empezaron a escribir el cuento de este mundo.

Por eso hoy me voy a limitar a transmitir una historia contada por otros, contada en Sumer hace 4000 años y revivida gracias a las traducciones de los eruditos del presente, capaces de leer las cuñas que componen el cuneiforme. En ella un profesor de escuela primaria relata la vida de un alumno cualquiera. Un chico como los que hay hoy día en las aulas de todo el mundo, un poco despistado y algo holgazán, que a duras penas logra cumplir su obligaciones diarias porque prefiere salir y divertirse con sus amigos.

Seguir leyendo »

AC4BF_Havana_Port_-_Concept_Art

Cuando el 12 de Octubre de 1492 Rodrigo de Triana gritó aquel consabido “¡Tierra a la Vista!” la sucesión de los acontecimientos que vinieron después, tardó poco en demostrarle a sus Católicas Majestades que España, de la noche a la mañana, se había convertido en un rico imperio.

El oro y la plata del Nuevo Mundo llegaba a raudales primero a Cádiz y mas tarde a Sevilla. Se conquistaban imperios enteros y se repartían jugosas haciendas y privilegios sin necesidad de demostrar nobleza o hidalguía. Esta prosperidad, siempre desde el punto de vista de los conquistadores, despertó la envidia del resto de Europa que durante 200 años, intentó por todos los medios hacerse con su parte del pastel y enriquecerse a costa de España y la plata de América.

Seguir leyendo »

41fbf4389b7e5340877d2982d930d42d--minecraft-medieval-castle-antigua

Existe a las afueras de Burgos un monasterio, fundado por Alfonso VIII de Castilla y su mujer Leonor de Plantagenet, llamado Santa María la Real de las Huelgas. Este monasterio, fundado sobretodo por la reina con la intención de crear una comunidad femenina poderosa en la zona, tanto religiosa como económica y política, fue el lugar donde muchos reyes de la Castilla medieval fueron coronados y armados caballeros.

Como la tradición de aquella época dictaba que a un aspirante debía armarlo caballero otro caballero de un rango superior y como mayor rango que el de rey no existía, había en la capilla de Santiago una figura autómata del apóstol que mediante un mecanismo, simulando una especie de “coscorrón”, armaba caballero al príncipe o rey aspirante.

Este blog trata de Historia, leyendas y realismo fantástico. Si te gustó esta entrada y no quieres perderte las siguientes, suscríbete.
¡Estamos en facebook! www.facebook.com/alhilodeltiempo

montaje.png

El día tocaba a su fin. En un pequeño pueblo, mientras el sol se ponía, las mujeres acompañadas por sus hijos se dirigían a la casa de la más anciana. Tenían cosas que discutir y a ninguna le apetecía recibir a la noche sola, en el silencio opresivo que en estos momentos reinaba en todos los hogares. Las guerras se sucedían en aquel despiadado Japón feudal y las luchas intestinas entre clanes dejaban pueblos enteros vacíos de hombres.

Esa situación había obligado a las esposas de los samurais a tomar las armas para defender sus hogares. Entrenadas desde niñas en el Camino del Guerrero, eran tan mortales como sus padres, hermanos y esposos. A veces incluso los acompañaban a la guerra. Eran las onna bugeisha, las legendarias mujeres samurais.

Seguir leyendo »

Pairs19th.jpg

La cena había finalizado como siempre. Después de los delicados postrecillos tan de moda en aquel París de 1833, los hombres se retiraron a fumar, jugar al billar y hablar sobre como expandir sus negocios y hacerse los amos de un mundo que estaba empezando a construirse. Las mujeres nos retiramos a otra habitación aparte, donde unas sacaron sus labores y se pusieron a coser, otra decidió amenizar la noche con un recital de piano y algunas, entre las que me incluía yo, improvisamos una partida de cartas.

La tertulia estaba siendo amena, más de lo que esperaba cuando acepté la invitación a la cena que la condesa Q. organizaba en su casa. Estábamos en el día posterior a la Navidad y muchos conocidos volvían por estas fechas a París para pasar las fiestas en compañía de familia y amigos.

Seguir leyendo »

Las cartas del Preste Juan

Preste Juan_1

Hubo un año en el que en aquella Europa convulsa de los años comprendidos entre la Segunda y la Tercera cruzada, comenzaron a  circular tres extrañas cartas, enviadas por un personaje que nadie conocía, que se hacía llamar señor y amo de tierras que nadie había explorado.

El misterioso remitente se hacía llamar Preste Juan y entre los muchos títulos que se otorgaba estaba el de “Señor de las Tres Indias”. Cada carta se envió a un destinatario distinto, todos ellos importantes gobernantes europeos en su tiempo: Manuel Comneno, emperador de Bizancio, Federico Barbaroja, emperador del Sacro Imperio Romano y el papa Alejandro III.

Seguir leyendo »

Microleyenda: El cofre del Cid

Cuenta una leyenda que siendo desterrado el Cid por el rey de Castilla Alfonso VI y teniendo que salir de Burgos, sin dinero para pagar la mesnada que debía acompañarle al exilio, se dirigió a la casa de dos judíos burgaleses para pedirles un préstamo. A cambio les dejo un cofre que aseguraba, estaba repleto con las joyas de su familia, mucho mas valiosas que la cantidad que les había solicitado. Pidió el plazo de un año para devolver los solicitado, pero a cambio, respetando su honor, no debían abrir el cofre a no ser que pasara el año sin que hubiese vuelto y saldado su deuda.

Unos dicen que paso el año, volvió a tiempo y devolvió el dinero, recuperando el cofre que en realidad estaba repleto de piedras. Otros dicen que nunca paso a pagar su deuda y cuando abrieron el cofre, los judíos descubrieron que habían sido burlados. Lo cierto es que los judíos nunca pudieron hacerse con las joyas prometidas por el Cid.

Este blog trata de Historia, leyendas y realismo fantástico. Si te gustó esta entrada y no quieres perderte las siguientes, suscríbete.
¡Estamos en facebook! www.facebook.com/alhilodeltiempo